Sevilla

Collado publica un artículo sobre las coaliciones locales durante la Transición

Posted on Actualizado enn


La transición local fue un proceso tardío, problemático y no falto de dificultades. Entre 1979-1983, la naciente democracia española inauguraba las primeras corporaciones locales salidas de las urnas. En este contexto, las élites locales, o mejor dicho, los grupos políticos municipales jugaron un papel decisivo en la formación en la mayoría de las ocasiones en gobiernos donde el acuerdo facilitó la gobernanza, aunque no necesariamente el éxito político del alcalde y de su partido en los ayuntamientos. Lo que además se realizó con un formato de gobierno municipal heredado del franquismo, cuando aún no se había aprobado la normativa actual de los entes locales.

Este tema es analizado en un reciente artículo que publica Francisco Collado Campaña en Vínculos de Historia bajo el título “Uno para todos y todos contra uno: los acuerdos políticos en los gobiernos municipales como instrumento para la gobernabilidad en la Transición“, donde se presenta una comparación entre cuatro ciudades para este período: Cáceres, Ciudad Real, Málaga y Sevilla. De esta forma, se observa qué tipos de coaliciones garantizaron la continuidad del alcalde electo y del partido político que la ostentaba. Este trabajo, originariamente el trabajo fin de máster del autor, es el resultado de una investigación basada en entrevistas a los concejales de estas corporaciones, el análisis de las actas municipales y el análisis de prensa de la época. Dicho trabajo también ha contado con la valoración de distintos profesores de la Universidad Pablo de Olavide, la Universidad de Santiago de Compostela y la Universidad de Málaga, habiendo completado su realización con una estancia breve en la Universidade Técnica de Lisboa en 2012.

Anuncios

Renacido

Posted on Actualizado enn


ELECCIONES PRIMARIAS EN EL PSOE

Hace casi un año que una gestora ilegal expulsó a Pedro Sánchez de la Secretaría General del PSOE. Unos meses antes el líder socialista había intentado formar gobierno a partir de una coalición de centro-izquierda entre su partido y Ciudadanos. La matemática parlamentaria ya vaticinaba el nefasto futuro de ese proyecto de ejecutivo, mientras la cúpula de Podemos le dibujaba la cadena de mando ministerial que implicaría si apoyaban a los socialistas. Esos mismos podemitas que hoy aplauden al “nuevo” Sánchez. O bien la memoria le falla a Iglesias o la paradoja está entre las líneas maestras de su estrategia política.

La salida de Sánchez se ha interpretado de muchas formas. Una negativa a la putrefacta Presidencia de Mariano Rajoy, un intento de gobierno centrista aplastado por los auténticos valedores del Ibex-35 y los demagogos de Lavapiés y la oportunidad perfecta de Susana Díaz para dar el salto de la arena autonómica a la nacional. Este último marco es el que se ha impuesto en la competición de las primarias que se han celebrado el pasado domingo. Y donde ha quedado patente la victoria de la militancia frente a la vieja guardia de González, Guerra, Bono y Zapatero, por citar algunos. Ahora bien, no se debe olvidar que lo que está en juego es la sustitución de una élite dentro del partido por otra que se ha perpetuado durante cuatro décadas.

Díaz mentía. A ella no le gusta ganar. A ella le gusta perder. Porque para ganar debería haber jugado en igualdad de condiciones. Y aún así con todo el poder del aparato ha salido escopetada de Ferraz como alma que lleva el diablo. Susana nunca ha ganado porque su gobierno andaluz es el fruto de la herencia del capital político de Chávez y Griñán y tan denostado que necesita del apoyo de los naranja en la cámara autonómica. No se engañe señora Díaz, ahora mismo es difícil conocer el futuro del PSOE en España, pero en el cortijo andaluz se están afilando cuchillos y como dijo su segunda al mando, Verónica Pérez, Susana no es la máxima autoridad en el partido.

No es cuestión de Estado

Posted on Actualizado enn


lopez-diazPedro Sánchez, Susana Díaz y Patxi López. Las primarias del PSOE son el tema del candelero. Ya se ha demostrado de sobra como la candidata y Presidenta de la Junta de Andalucía cuenta con la bendición de la Santa Trinidad encabezada por Felipe González, Alfonso Guerra y Juan Luis Cebrián. Así como que la mayoría de los barones autonómicos -entre ellos Ximo Puig, García Page y Javier Fernández- han dado su apoyo a ella misma. Mientras tanto Pedro Sánchez parece tener el reducido apoyo de algunas secretarías provinciales y de Patxi López nadie espera que llegue al final del proceso. Por lo que todo quedará en un duelo personal entre Díaz y Sánchez.

El enésimo agujero negro del PSOE se ha convertido en una cuestión de Estado. Parece fundamental que el partido socialdemócrata tenga un líder firme y que la estabilidad política va en ello. Y es que es cierto, porque los socialistas españoles siempre han pecado de ser un partido sin ideología. Un partido cuya ideología se dijo “socialdemócrata” en Suresnes, pero se hizo felipista en la corte hispalense. De hecho, un espectáculo se ha vivido recientemente en las Juventudes Socialistas de Sevilla entre pro-sanchistas y pro-susanistas. Con sinceridad, la única ideología en esta formación es la duda y la necesidad de un liderazgo fuerte. Muy a juego con esa cultura política de jornalero y capataz.

¿Qué ha sucedido en la socialdemocracia española para que su gran preocupación sea pervivir en el espacio electoral a cualquier precio? Incluso al costo de ser centrista y no un demócrata social. La socialdemocracia que protegía a los débiles y mejoraba la vida de las clases populares es hoy una sombra de la élite hispalense acostumbrada al diezmo sucesorio y otros, mientras la sanidad andaluza es la que destina menos fondos en términos netos en comparación con las demás comunidades autónomas. Si Andalucía no es una cuestión importante para Susana Díaz, sus trances florentinos es una cuestión de Estado para España.

Traidores

Posted on Actualizado enn


traidoresQuizá lo recuerden de anteriores episodios como “España no sufre una crisis” o “Sólo era una recesión”. Su nombre es José Luis Rodríguez Zapatero, el Presidente del Gobierno bajo cuya etapa aparecieron nuevas temporadas como el aumento del paro, el descrédito político y otras novedades. El flamante y último líder del PSOE, porque no ha habido nadie hasta el momento que haya detenido la sangría desde el auto-decapitado Pérez Rubalcaba hasta el último militante de la agrupación de Villamargosa de los Frailes, si es que este pueblo existe, ha aparecido para apadrinar a Susana Díaz. La presidenta autonómica como indiscutible elegida por las altas divinidades de la socialdemocracia española.

El PSOE parece tener una enfermedad extraña. Es incapaz de detener su eterno enfrentamiento interno, pero sí dispone del ritual adecuado para determinar quién es el “elegido” que guiará a las masas. Al parecer, esta tradición recientemente instaurada, ya que el creador de la tercera vía no tuvo que pasar por dicho trance, consiste en contar con el visto bueno de Felipe González, Alfonso Guerra y Zapatero. Si la Santísima Trinidad de los socialistas no se aparece en milagrosa estampa cual efigie comprada de recuerdo en Fátima o Lourdes, no hay nada que hacer. Ahí está Pedro Sánchez peregrinando sin que ninguno de los que antes le apoyaban, incluido el señor Iceta, se acuerde de él. Tan sólo unos compañeros de base que intentan hacerle un hueco en las “agrupas” de barrio donde Díaz no es tan bienvenida.

Rajoy le hace la cama al PSOE, González se la hace al candidato a la Secretaría General y Zapatero echa unas palmas. Aquí están los Reyes Magos que todo militante socialista desea tener -o no, porque realmente no les dejan hablar- en su casa. ¿Está viviendo acaso el PSOE sus últimas horas? ¿Hasta qué punto los acólitos hispalenses, corazón de la socialdemocracia española, van a consentir estas jugadas que pervierten toda regla de la democracia representativa con tal de que Díaz llegue a Madrid? ¿Quién guardará el granero andaluz? Tantas preguntas y una sola respuesta: hambre de poder. Y como siempre, latiendo desde el corazón de la centralista ciudad sevillana.

Conferencia en Escuela de Formación de Nuevas Generaciones Sevilla

Posted on Actualizado enn


CggWm4WXIAACxn5Bajo el título “Liderazgo y Política Municipal”, Francisco Collado ha presentado una conferencia en la Escuela de Formación de Nuevas Generaciones del Partido Popular de Sevilla y organizado desde la Vicesecretaría de Formación de dicha agrupación. Esta actividad celebrada en un ambiente distentido, que tuvo lugar en la Cafetería Elphie del Prado de San Sebastián, ha tratado diversos temas como: estilos de liderazgo en el entorno local, la clase política local durante los primeros años de la democracia, la “nacionalización” de la política local y el papel de la política local en las carreras multinivel en España, entre otros.

Collado divulga la investigación en liderazgo entre estudiantes de bachillerato

Posted on Actualizado enn


La Universidad Pablo de Olavide ha celebrado recientemente “Café con ciencia”, un evento donde docentes del centro han acercado su trabajo a distintos estudiantes de bachillerato de Sevilla. En esta actividad, que tuvo lugar el 3 y 4 de noviembre dentro de la Semana de la Ciencia, Francisco Collado presentó la charla “¿Los líderes nacen o se hacen?” ante alumnos de Academia Preuniversitaria. Los jóvenes pudieron conocer las distintas formas de analizar el liderazgo y presentó personajes históricos para ilustrar estos ejemplos desde Winston Churchill hasta Indira Gandhi, entre otros.

22781882705_acee3eb0ae_n

Esta actividad organizada por la Consejería de Economía y Conocimiento y la Fundación Descubre, en colaboración con la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación (OTRI) tiene como objetivo acercar la figura de docentes universitarios a la sociedad y el desarrollo de la vocación investigadora entre los estudiantes de educación secundaria.