Universidad Pablo de Olavide

Una ponencia establece una relación entre los perfiles notables y la estabilidad de los gobiernos municipales

Posted on Actualizado enn


El pasado 2 de noviembre se ha celebrado una sesión del II Congreso Internacional de Ciencias Sociales de la Universidad Autónoma de Tamaulipas en Sevilla. La Universidad Pablo de Olavide, que ha organizado esta jornada dirigida por del profesor Víctor Muñoz, ha acogido cuatro ponencias referentes a la globalización de la alimentación, la sociología del consumo, la confianza política y el liderazgo local. Entre las intervenciones recogidas, Francisco Collado ha presentado una comunicación en la que se expone como existe una relación entre los alcaldes con rasgos de notabilidad y la permanencia en el tiempo de sus mandatos en el caso andaluz.

Esta reflexión plantea la hipótesis que estos líderes locales emplean los partidos políticos como plataformas para acceder a la competición política, mientras que se sirven de sus recursos sociales para postergarse en el tiempo en sus consistorios. De esta forma, es posible establecer una afirmación que puede ser corroborada o refutada en otros territorios y períodos temporales, lo que abre la posibilidad a que los antiguos notables característicos de las sociedades tradicionales y modernas del siglo XIX, aún pervivan y hayan encontrado un acomodo entre las estructuras políticas y sociales del tiempo presente en España, y quizá, en otros países.

 

Juventud por el cambio

Posted on Actualizado enn


La Simulación del Congreso Español ha cumplido su tercer año. Esta iniciativa que realizan estudiantes de la Universidad Pablo de Olavide en la capital hispalense asienta aires de asentamiento. Ya es una niña grande que ha aprendido a andar por sí sola, como ha dicho uno de sus primeros creadores, y va camino de proseguir. Aún, en estos tiempos de crisis económica ha podido llevarse una vez más a cabo gracias al apoyo de las instituciones y especialmente al trabajo desinteresado de sus organizadores.

Para muchos jóvenes, esta simulación es un ejercicio de participación y convivencia para ponerse unos días en la piel de un diputado. En algunas ocasiones, para pensar y defender ideológicamente posturas que no son las que el sujeto defendería en su vida ordinaria. Para algunos otros, una escuela para aprender las prácticas políticas y el funcionamiento interno de la institución legislativa.

Esta simulación no es el único simulacro de práctica política para jóvenes. También existen otros como la Simulación del Parlamento Andaluz que se realiza anualmente en Ronda y de las Naciones Unidas en Barcelona. La cuestión está en que muchas pecan de emulaciones simuladas, es decir, de ser la cantera de auténticos políticos y convertirse en corralillos para una prematura élite. Élite en la que muere la participación y la apertura y los señoritos de siempre, de un partido y de otro, hacen lo de todos en lo suyo.

La Simulación del Congreso Español como mínimo común denominador, es un juego de rol dirigido a la transformación política y social. Con la esperanza, que las generaciones nacidas en democracia aprendan y mejoren la dinámica política que a día de hoy tanto limita. Y ahí, es donde ejercicios como estos deben ser potenciados y apoyados para mejorar la calidad democrática de nuestra clase política.