campaña electoral

Beers and Politics vuelve a Málaga

Posted on Actualizado enn


Las reuniones de Beers and Politics (B&P) han regresado a la ciudad malagueña. Bajo el título “De Dulceida a Santiago Abascal, Instagram para todxs y para todo“, Ana Rivero, Head of Marketing de ICCS y profesora de Ciencias Políticas de la Universidad Pablo de Olavide, ha impartido una sesión el pasado jueves en la Sala Premier de Huelin. Los asistentes han tratado temas como el uso de la conocida red social en la campaña electoral, el storytelling de los políticos y su utilidad como medio de promoción de la marca personal. Entre algunos de los canales que se han hecho eco de esta convocatoria cabe destacar la agenda cultural de Gen Málaga (Fundación Málaga), la Asociación de Comunicación Política (ACOP) y Diario El Faro de Málaga. Cualquier persona interesada puede visualizar la sesión celebrada en el siguiente enlace: https://www.facebook.com/BeersPolitics/videos/1009512989397687

Beers and Politics es un colectivo, fundado por los consultores Xavier Peytibi y Juan Victor Izquierdo hace ya más de diez años, dirigido a la divulgación de la Comunicación Política y la Ciencia Política entre asesores, periodistas, académicos, expertos, blogger y freaks de la política en general. En un ambiente distendido, con un carácter apartidista y con una finalidad encaminada a dar a conocer los avances en esta materia, B&P celebra reuniones en distintas ciudades desde América Latina hasta Europa. Las reglas de las reuniones son sencillas: el conferenciante expone brevemente el tema, se abre un turno de intervenciones dialogadas entre el experto y el público y el organizador invita a la consumición del ponente. Francisco Collado, profesor de Ciencia Política de la Universidad Pablo de Olavide, es el responsable, en coordinación con la dirección, de la organización de las sesiones de Beers and Politics en Málaga. Volveremos en breve con más cerveza y más comunicación política.

El debate: las creencias de Rubalcaba

Posted on


El debate entre Rajoy y Rubalcaba ha dejado muchas incertidumbres. Dudas sobre lo qué pasará según gane uno u otro. Ambigüedad sobre los conceptos del programa del Partido Popular. Aunque, lo que está claro es que los socialistas en tiempos de pérdida de liderazgo vuelven a la carga con el “miedo a la derecha”. La R de Rubalcaba se convierte en una sigla de Rottweiler. Surge la duda de si el temor al programa popular será mayor que el descrédito ante el liderazgo de la élite política en general, y de Zapatero en particular, como motivo de voto.

El candidato socialista ha hecho una defensa en su credo de los infiernos de la derecha. Y esa misma creencia, era la que se ha dado a su antecesor que nos llevó a la crisis política. Todo ello, ocultando las cifras de paro que asomaban como punta del iceberg. Y ésta, es la pluscuamperfecta oferta de futuro que González defendía en el mitin de Dos Hermanas. Lo que es innegable es que recortes habrá y la cuestión pasa por saber cuáles serán las carteras que sufrirán el tijeretazo.

La economía en España debe pasar por dos trayectorias. La primera es cambiar el sistema productivo tan vinculado al ladrillo que es un motivo estructural de crisis financiera y laboral. La segunda reactivar el trabajador autónomo que tan denostado está por leyes e impuestos. Pues es ahí, donde se puede sacar un auténtico filón de empleo y riqueza a largo plazo.

En definitiva, la victoria del debate descansa en manos de Rajoy. Unas manos algo resbaladizas que han tenido la suerte de enfrentarse a un Rubalcaba desgastado. Un cansancio que aún deja marca de viejos Suresnes y que debe dar paso a una generación de nuevos socialistas. Un tránsito por el desierto de la oposición que les hará reflexionar sobre la labor política de su último líder.