Día: julio 19, 2011

La sombra de Zapatero es alargada

Posted on


Hasta hace no mucho tiempo, la palabra de Zapatero era equivalente a la del Partido Socialista Obrero Español. Unas sesiones atrás, su personificación con el Gobierno y con el partido había alcanzado unas cotas inimaginables. Sus acciones no conocían límites, sus modificaciones ministeriales desconocían caras y su apoyo ignoraba grandes hombres y mujeres. El poder por mantenerse en el poder.

De aquí a un tiempo, Rubalcaba que era el hombre fuerte del Gobierno. Ya sabemos la tradición española de los válidos para cuando el que gobierna no sirve ni para poner la cara. Y aquí está, un gran valedor. Un líder del pasado felipista y galista que sin dificultades se ha convertido en el futuro candidato a la Presidencia. Sin primarias, ni menudeces estatutarias. Hace sombra a Zapatero con una nueva campaña, que al igual que su antecesor, juega con la primera letra de su apellido. Un nombre, una marca, o eso diría Campmany.

Ahora, Rubalcaba juega contra la sombra de Zapatero. Un intento por adelantar las elecciones generales y con hacerlas coincidir con las autonómicas andaluzas. Y saben los socialistas, que del voto andaluz depende gran parte no sólo del Parlamento autonómico, sino del Congreso de los Diputados. Y ahí sigue el juego, un dilema de sombras chinescas para ver si la sombra de Rubalcaba es más abultada que la del fantasmagórico Zapatero.