pais vasco

Iberia

Posted on


1527278Tras estos días de discusiones sobre la españolidad de Cataluña y días de la Hispanidad, no viene mal reflexionar sobre la cuestión de los nacionalismos en el territorio peninsular. Mejor referirse a territorio peninsular para no dañar identidades ni sensibilidades reales, absurdas, creadas o dopadas e incluyendo al país luso. En primer lugar, lo que todos los habitantes de la Península Ibérica o Iberia comparten es un territorio accidentado que ha influido considerablemente en la falta de comunicación entre unas regiones y otras a lo largo de los siglos. Esta peculiaridad ha hecho que pese a ser un territorio tan fácilmente abarcable se hayan creado toda suerte de entidades políticas e identitarias.

En segundo lugar, un hecho en común que une a todos los ibéricos es el afán por diferenciarse unos frente a otros. Portugueses frente a españoles, catalanes frente a españoles, arrianos frente a católicos, del norte frente a los del sur, cantones cartagineses, lusitanos frente a celtíberos, cristianos frente a musulmanes y un largo etcétera. Por suerte, la ventaja de estas distintas identidades que se han perpetuado reside en la riqueza cultural de Iberia. Por desgracia, el cainismo latente en estos pueblos ha llevado a que no en pocas ocasiones la daga y la escopeta sirviesen para dirimir asuntos sobre terruños de tierra como afirma Pérez-Reverte.

Mientras tanto, el derecho a la autodeterminación y la gilipollez de la clase política ha hecho que se construyan discursos sobre la gloria y el boato de naciones efímeras. Es en estos tiempos de crisis y duda, de fractura de la Unión Europea, es cuando las distintas entidades que ocupan el territorio de Iberia podrían dar lugar a una verdadera y floreciente federación ibérica. Recrear realmente el proyecto político del “iberismo” desarrollado en la época decimonónica permitiría acabar con el catetismo vasco, la tiranía catalana y los fachas del aguilucho. Esto necesariamente implicaria poner en común aquello que nos une y reconocer la identidad distintiva de cada uno dentro de un proyecto político consensuado.

Anuncios

Las falsas interpretaciones de las elecciones vasca y gallega

Posted on


En los próximos días, vendrán los expertos e iluminados de los distintos partidos a valorar los resultados de Galicia y del País Vasco. Entre las hipótesis que se barajan hay dos que son especialmente erróneas y preocupantes. Por un lado, la afirmación de que la victoria popular gallega es una aceptación positiva de los recortes de Rajoy. Por otro lado, la creencia de que la pérdida de votos socialistas en detrimento de populares y nacionalistas es un rechazo de la oposición de Rubalcaba.

En términos politológicos, es factible afirmar que los anteriores factores han jugado un papel en el desenlace de la campaña. Sin embargo, hay aspectos que tampoco se deben olvidar. En Galicia, se encuentra uno de los principales feudos populares y tradicionalmente ha sido una comunidad de derechas y a la antigua usanza. Es ilustrativo, el estudio de Guillermo Márquez sobre los políticos franquistas que después de la transición repiten como concejales democráticos en los municipios gallegos. O dicho de otra forma, la continuidad de los viejos notables de provincia en esta región.

En segundo lugar, la cuestión vasca debe ser analizada desde dos causas. La primera el rechazo al bipartidismo presente en España actualmente por la mala gestión de Rajoy y el desencanto socialista a Rubalcaba. Y la segunda, el auge de los nacionalistas propiciado por la iniciativa de Mas de invertir políticamente por la independencia de Cataluña, junto a la subida de la izquierda abertzale. He aquí, donde sí hay que pensar y reflexionar sobre la deriva de estas comunidades, una feudo popular y la otra convertida en una suerte de sistema multipartidista en su cámara autonómica.